Jamie Zawinski (aka jwz) nos cuenta en un delicioso post sus desventuras portando Dali Clock al iPhone. Lo mejor la conclusión final.