Hace poco que en Francia entró en vigor la ley HADOPI. Una ley para proteger los derechos de autor, en forma de monitorización de redes P2P para poder sancionar a las IPs detectadas compartiendo archivos ilegales. Al margen de juicios de valor sobre la ley, ya hechos en el título, su funcionamiento consiste en la monitorización de ciertos nombres de archivos, en concreto unos 10.000. Las distribuidoras de musica y cine podrán modificar de esa lista mil títulos a la semana.
Así de primeras igual se engaña algún ignorante que cree que esto vale para algo. Pero... comenzando por que diez mil nombres no son nada. Por que por lo que he visto, su modo de detección en redes como el emule son servidores conectados a la red literalmente buscando usuarios que ofrezcan esos títulos, un sistema un tanto de andar por casa que ha hecho que ya se conozca qué archivos se están monitorizando. Y que no detecta descargas simples por http por ejemplo, ni P2P anónimo
Y es que nadie se acuerda del pr0n ya o que pasa!! Y que la mula ya pasó de moda!!

Resumen, millones invertidos por el gobierno francés en un método pobre que sólo va a terminar con cuatro quinceañeros asustados, y que está a haciendo rica a una empresa privada que vende humo. Por cierto con una casposa web en flash.
Mala ley y mala implementacion. Todo muy bananero...